Archivo diario: agosto 4, 2015

XIX Domingo del Tiempo Ordinario – Año B (9 de Agosto 2015)

¿El pan del cielo de un hijo de carpintero?

 

Introducción

 

Por 54 veces en el Corán, judíos y cristianos son llamados pueblos del Libro y la palabra libro, en el sentido del texto que contiene las revelaciones de Alá, aparece 230 veces. No obstante, es una palabra ambigua porque a veces se refiere al libro de Moisés, otras, a los libros en que se habla de Abrahán y de su descendencia, de Juan, hijo de Zacarías, de Jesús y María, su madre; generalmente, por libro se entiende simplemente el Corán, como se puede ver desde la misma presentación: “¡Aquí está el libro!, guía segura –no hay duda de ello– para los que temen a Dios”.

 

Según una interpretación muy extendida entre los musulmanes, Dios envió a la tierra, en forma de dictado a sus profetas, varios libros que contienen su palabra: la Torá, el Evangelio, los Salmos y el Corán. Por tanto, no hay que sorprenderse al oír decir a un musulmán: “también yo creo en la Biblia.”

 

Más allá de las múltiples convergencias entre musulmanes y cristianos, no hay que pasar por alto una diferencia sustancial. Para los musulmanes, la revelación de Dios se ha encarnado en el Corán; la palabra de Alá se convirtió en el libro en la Meca. Para los cristianos, la palabra de Dios no se hizo libro, sino carne en Nazaret.

 

Un día el Señor mandó a Ezequiel: “Hijo de hombre, cómete este rollo, y vete a hablar a la casa de Israel” (Ez 3,1). Era una invitación a asimilar el mensaje contenido en un libro. La misma imagen fue utilizada por Jeremías “Cuando recibía tus palabras las devoraba, tu palabra era mi gozo y mi alegría íntima” (Jer 15,16).

 

Como los profetas, como los musulmanes, también el cristiano tiene hambre de la sabiduría de Dios. La encuentra en un libro, sí, pero no es un libro, es una persona, Jesús de Nazaret, el pan de vida.

 

Para interiorizar el mensaje, repetiremos:

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la Palabra de Dios hecha carne”.

 

Sigue leyendo

Anuncios
Categorías: Ciclo B | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: