Archivo diario: mayo 17, 2017

6º Domingo de Pascua, 21 de Mayo 2017, Año A

Sin el Espíritu, el Evangelio

no es más que una doctrina

 

Hay un video disponible por el P. Fernando Armellini
con el comentario para el evangelio de hoy:
https://youtu.be/HyT-zHilmzc

 

Introducción

 

Solemos imaginar al Espíritu como algo invisible, intangible, todo lo opuesto a lo material. Este modo de entenderlo, sin embargo, no es bíblico. El Espíritu es muy real, es un soplo, un hálito potente. Dios es Espíritu en cuanto es fuerza arrolladora e incontenible, semejante al viento impetuoso. El sueño del hombre es llegar a ser partícipe de este Espíritu.

 

Los rabinos enseñaban que existen en el hombre dos inclinaciones: una mala que nace al momento de la concepción y otra nueva que se manifiesta solamente a la edad de trece años. La mala inclinación ejercita su poder desde que el hombre es un embrión, pudiendo dominarlo hasta los setenta e incluso hasta los ochenta años. ¿Cómo resistirla?

 

Los rabinos ofrecían esta sugerencia: “Dios ha creado la mala inclinación y ha creado la Torah, la Ley, como antídoto. Si los hombres se ocuparan de la Torah no caerán en su poder”. “Si una tentación despreciable les sale al encuentro, arrástrenla junto a la casa donde se estudia la Torah”. “Cuando se ocupan de la Torah sus malas inclinaciones se someten a su poder y no ustedes al poder del mal”.

 

Se equivocaban. La Torah es como un código de señales: indica la dirección única, pero no mueve el vehículo. Esta tiene necesidad de una fuerza motriz que la lleve a destino.

 

Jesús ha enseñado no solo “la vía”, ha comunicado su Espíritu, su fuerza para alcanzar la meta.

 

Para interiorizar el mensaje, repetiremos:

“Crea en nosotros, Señor, un corazón nuevo, infunde en nosotros tu Espíritu santo”.

Sigue leyendo

Anuncios
Categorías: Ciclo A | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: