Archivo mensual: septiembre 2018

 
 

25º Domingo del Tiempo Ordinario – 23 de septiembre de 2018 – Año B

Vale quien sirve, no el que prevalece

 

Hay un video disponible por el P. Fernando Armellini

con el comentario para el evangelio de hoy:

 

 Introducción

 

Quién está enamorado está siempre “fuera de sí de la alegría”. Sale de sí mismo, se olvida de sí por un impulso irreprimible para ir al encuentro del otro. Incluso la experiencia mística del éxtasis, del verbo griego existánai, significa estar fuera de sí y raptado en Dios.

 

El que ama no puede permanecer en sí mismo, tiene que salir y entregarse a la persona amada. También le pasa a Dios, amor infinito y por lo tanto totalmente “fuera de sí”.

 

En Cristo ha revelado su éxtasis, dejó el cielo y vino a nosotros: “Salí del Padre –dice Jesús– y he venido al mundo” (Jn 16,28). Su destino es volver al Padre, pero no deja a los hombres a quienes está unido por un amor indisoluble: “Volveré para llevarlos conmigo –asegura– para que donde yo esté, estén también ustedes… ahora están tristes; pero los volveré a visitar y se llenarán de alegría y nadie les quitará su alegría” (Jn 14,3; 16,22).

 

El Señor que sale de sí mismo y se presenta ante nosotros es una invitación al éxtasis, a salir de nosotros mismos para ir hacia los hermanos. Encuentra a Dios el que deja de pensar en sí mismo, en sus ventajas, en la autoafirmación y se convierte, como el Señor, en el servidor de todos. “Dios ha demostrado el amor que nos tiene enviando al mundo a su Hijo único para que vivamos gracias a él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó… Queridos, si Dios nos ha amado tanto, también debemos nosotros debemos amarnos unos a otros. A Dios nunca lo ha visto nadie; si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y el amor de Dios ha llegado a su plenitud en nosotros” (1 Jn 4,9-12).

 

Para interiorizar el mensaje, repetiremos:

“No el que prevalece, sino el que se hace siervo es grande a los ojos de Dios”.

 

Sigue leyendo

Anuncios
Categorías: Ciclo B | Deja un comentario

26º domingo de Tiempo ordinario – 30 de septiembre de 2018 – Año B

Se nos ha dado el Espíritu,

pero no en exclusiva

 

Hay un video disponible por el P. Fernando Armellini

con el comentario para el evangelio de hoy:

 

 Introducción

 

No siempre es fácil distinguir amigos de enemigos, a veces uno es engañado: la persona más digna de confianza, la que elegimos como confidente, un día nos puede traicionar, mientras que la que teníamos bajo control porque la estimábamos peligrosa, con el tiempo puede llegar a ser el compañero más leal.

 

¿Cómo saber quién está con nosotros y quién contra nosotros?

 

El cristiano, a veces, tiene la impresión de andar solo a lo largo del camino recto trazado por Cristo y entra en ansiedad; pero, apenas alza la vista y mira a su alrededor, ve a tantos inesperados compañeros de viaje que son generosos, sinceros bien dispuestos que caminan a su lado, se sorprende y se preguntaba cómo no lo había notado antes.

 

No los había visto porque estaban ocultos tras el velo espeso de la presunción que cubría sus ojos de ser él el único verdadero discípulo. La envidia y los celos le impidieron reconocer el bien hecho por los que eran diferentes a él.

 

Los apóstoles se quedaron en silencio cuando Jesús les preguntó sobre las razones de su disputa en el camino; se avergonzaron porque el Maestro había desenmascarado sus ambiciones mezquinas (cf. Mc 8,34). Sin embargo, no sólo estaban dispuestos a admitir, sino que se sentían orgullosos de cultivar el orgullo del grupo, una presunción arrogante, que les llevaba a considerar enemigos de Cristo y a condenar a aquellos que no pensaban como ellos.

 

El orgullo del grupo es muy peligroso: es sutil pues considera ser santo celo lo que no es más que egoísmo camuflado, fanatismo e incapacidad de reconocer que el bien existe incluso fuera de la estructura religiosa a la que se pertenece.

 

Para interiorizar el mensaje, repetiremos:

“Jesús nos enseña a alegrarnos del bien, sea quien sea el autor”.

 

Sigue leyendo

Categorías: Ciclo B | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: