Archivo diario: octubre 10, 2018

28º Domingo del Tiempo Ordinario – 14 de octubre de 2018 – Año B

Deja los bienes y obtendrás el Bien

 

Hay un video disponible por el P. Fernando Armellini

con el comentario para el evangelio de hoy:

 

Introducción

 

Elegido como árbitro de la competición musical entre la flauta de Pan y la lira de Apolo, el rey Midas había atribuido la victoria a la primera. Sólo un tonto, uno con la sensibilidad musical de un asno podría dar un juicio tan desquiciado. Le crecieron orejas de burro y se convirtió en símbolo del hombre descerebrado. Un día, Dionisio, agradecido por un favor recibido, le permitió expresar un deseo, prometiéndole cumplirlo. Midas, sin reflexionar y guiado por su necedad proverbial, pidió que todo lo que tocara se convirtiera en oro, y así sucedió pero desde entonces, ya no pudo comer ni beber.

 

De estos mitos solamente se ríe quien no se da cuenta que reflejan nuestra realidad y denuncian nuestras decisiones insensatas.

 

Somos nosotros quienes, entre el sonido de la lira de Apolo, símbolo de la armonía, el equilibrio de las pasiones, la moderación, y la melodía de la flauta, un instrumento de seducción y de estímulo para los excesos, preferimos esta última.

 

El frenesí insaciable de oro, la codicia de los bienes, la idolatría del dinero son fuentes de preocupación, ansiedad y afán; ahogan y hacen la vida imposible pero, aun así, siguen siendo considerados por muchos como objetivos por los que vale la pena vivir. Todo lo que se toca –la profesión, la investigación científica, las amistades, la familia y, a veces, hasta la misma religión es apreciado… si produce oro. Ésta es la locura.

 

“El hombre de orejas de burro” era considerado por los sabios de la antigüedad como un “loco” y así ha sido juzgado por Jesús quienes hacen de la acumulación de bienes el sentido de su existencia (cf. Lc 12,20).

 

Para interiorizar el mensaje, repetiremos:

“Yo no quiero jugarme la vida por los bienes, sino por el Bien”.

 

Sigue leyendo

Anuncios
Categorías: Ciclo B | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: